Compartir

Un hombre nuevo...

Nuestros mejores deseos de Shana Tova !!

//

Que la cercanía de Rosh Hashaná e Iom Kipur nos inviten a iniciar un proceso de reflexión y balance acerca de cómo hemos actuado e intervenido como sujetos activos durante este año que finaliza, no resulta novedoso. Aunque, por no ser una buena nueva no deja de cobrar relevancia. Entre Historias, Mekorot y Tradiciones se halla un rasgo humano muy profundo inscripto en estos jaguim: un llamado a pensar acerca de la acción individual como componente sustancial de la vida comunitaria- y digo comunitaria en el sentido amplio: el de una comunidad universal.

Resulta un lugar común el de alivianar la inacción del individuo tras la aprehendida certeza de que el mundo no lo cambia uno solo. Y que si el resto no lo hace, por qué habría que pelear contra la corriente. En ese caso, el mundo sólo podría mejorar de una forma mágica: un cambio substancial que de buenas a primeras nos ponga a todos en la buena senda.


Comenta Marcos Aguinis, en una pequeña biografía del Rambam, que hacia el año 1201 d.e.c. las aguas del Río Nilo habían comenzado a bajar y, en consecuencia, la vida que era regada por sus desbordes comenzaba a estar amenazada. El hacinamiento de los pobladores que se asentaban a la veda del río engendró focos endémicos.

En ese contexto, Maimónides, que se encontraba como Naguid de la judería egipcia, abandonó los asuntos filosóficos en pos de una voluntad médica que vigilaba la situación de los habitantes.

Hacia el final de sus días reforzó el vínculo entre la reflexión sobre sí mismo, en pos de una forma superior de la individualidad, y la comunidad. Abandonar la filosofía para dedicar sus esfuerzos a la medicina puede entenderse como un pasaje de la reflexión individual al compromiso colectivo.

Es aquel que desde la propia acción individual busca generar una conducta colectiva haciendo de la reflexión y la acción individual la forma de proponerse e ilustrar un vínculo con lo colectivo.

Estos recorridos personales, experiencias de otras vidas, nos están invitando a valorar la reflexión y las formas consecuentes de enhebrar una acción a favor de la recomposición del mundo.

Jaguei Tishrei nos abre las puertas hacia un proceso de introspección cuyo fin es el de considerar la acción individual. Pero una acción que, aunque individual, no resigna el aspecto colectivo. Más bien, se trata de reflexionar acerca de cómo la propia individualidad es constitutiva de las formas de convivencia comunitarias.

   Shana Tová....
       Gmar Jatimá Tová....

 

Luis Dolensky                       Marcelo Gura                         Diego Wulfsohn
 Sec. General  Vice Presidente                          Presidente

 



Fuente: Prensa CIM





Comunidad Israelita de Santa Fe DAIA Asociación Hebrea Sefaradí Escuela J.N. Bialik Museo Hinenu de Santa Fe Merkaz Macabi Hatzair


© Copyright 2017CÍRCULO ISRAELITA MACABI de Santa Fe Desarrollo Web y Hosting > NicoSal Web Design - de NICOLÁS SALOMÓN contacto@macabi.org.ar - Todos los derechos reservados.